Valencia Stereo celebra el día del padre en Colombia y también se celebra en Perú y otros países del mundo el tercer domingo de junio

Aunque el espíritu de esta importante fecha es uno solo, su celebración difiere según el país, sus costumbres y tradiciones. Aquí te presentamos una serie de datos sobre el Día del Padre que tal vez no conocías.

Una de las fechas más importantes del calendario anual es, qué duda cabe, el Día del Padre. Y aunque para honrar y respetar al hombre más especial de la familia no se necesita de una jornada en particular, pues eso debe hacerse durante todo el año, en la mayoría de los países existe una fecha especial para llevar a cabo ese tributo.

En el Perú, el Día del Padre se celebra el tercer domingo de junio, al igual que en Argentina, Colombia, Chile, Costa Rica, Cuba, Ecuador y México, entre otros países de América Latina, Norteamérica (Canadá y Estados Unidos) y Europa.

No obstante, existen otras naciones en las que la festividad del Día del Padre se desarrolla en otras fechas, obedeciendo, en la mayoría de los casos, a su cultura y tradiciones.

¿Cuál es el origen de la celebración del Día del Padre?

Aunque existen diferentes versiones sobre el origen de esta fecha, la que más se menciona en diferentes textos es la que tiene como protagonista a Sonora Smart, una estadounidense que, en 1909, al ver que su progenitor era padre y madre para ella y sus hermanos, quiso rendirle un homenaje a todos los hombres que se esforzaban por sacar adelante sus hogares pese a las dificultades.

En un principio, la mujer quiso que el Día del Padre se celebre el 5 de junio, justo en la fecha de cumpleaños del autor de sus días. Ella consideraba que todos los padres como el suyo – que era viudo -, que luchaban día tras día para darles a sus hijos una mejor vida, merecían recibir un tributo por su entrega y sacrificio.

Sin embargo, esto no se dio sino hasta 1966, cuando el entonces presidente estadounidense, Lyndon B. Johnson, firmó una proclamación para que el Día del Padre se celebre en su país cada tercer domingo de junio.

En países como España, por ejemplo, el Día del Padre se celebra el 19 de marzo, fecha que coincide con una celebración muy importante en el calendario religioso católico: el Día de San José, el padre adoptivo de Jesús de Nazaret.

¿En qué fechas se celebra el Día del Padre en el mundo?

En el Perú y otros países latinoamericanos como Argentina, Colombia, Chile, Ecuador, México, Panamá, Paraguay, Puerto Rico y Venezuela, el Día del Padre se celebra el tercer domingo de junio, siguiendo la fecha establecida en Estados Unidos.

El 19 de marzo, en honor a San José, la celebración tiene lugar en países como Bolivia, Croacia, España, Honduras, Italia, Portugal y Suiza, entre otros.

Países como El Salvador y Guatemala lo celebran el 17 de junio, mientras que en Nicaragua y Polonia es el 23 de junio; en Uruguay el segundo domingo de julio; en República Dominicana el último domingo de julio; y en Brasil, el segundo domingo de agosto.

A la lista de países que celebran el Día del Padre el tercer domingo de junio se suman Canadá, República Checa, Reino Unido, Japón, Francia, Grecia, Irlanda, Jamaica, Países Bajos, Turquía, entre otros.

¿Cómo se celebra el Día del Padre en el Perú?

El de este 2020 será un Día del Padre diferente por la pandemia del coronavirus. Debido a que el estado de emergencia aún está vigente hasta el 30 de junio, los papás se verán obligados a celebrar dentro de casa para respetar el confinamiento.

Aunque no se podrá salir a la calle para ir a almorzar a un restaurante o pasar un día al aire libre, existen algunas opciones interesantes como para hacer de esta jornada una fecha inolvidable.

Pedir la comida preferida de papá por delivery o comprarle esa prenda que tanto quería, son dos alternativas válidas para engreírlo y hacerle vivir un día más que especial, sobre todo si se encuentra rodeado de sus seres más queridos.

Habrá otros padres que prefieran leer un buen libro o ver su película favorita en Netflix, mientras que no pocos, seguramente, querrán estrechar los lazos familiares practicando algún juego de mesa o realizando divertidas dinámicas con sus hijos.