Valencia Stéreo Noticias: Termina la edición 66 de la Feria de Manizales: José Arcila conquista el triunfo y la puerta grande

José Arcila triunfa al cortar dos orejas en el cierre de la Feria de Manizales

Juan Sebastián Hernández se hizo con un apéndice, mientras Juan de Castilla se fue de vacío en el segundo y último festejo de Manizales.

 

 

José Arcila enfrentó al que abrió plaza. el toro más serio, más hecho de la corrida herrado con el número 946 de pelo jabonero y con 480 kilos, al que saludó con variados y muy lucidos lances con su cadencioso capote.

Brindó su faena en memoria de su suegro y maestro Edgar García El Dandy, recientemente fallecido. El toro de Santa Bárbara resultó exigente lo que no arredró al artista manizalita, quien inició su faena de muleta con poderosos doblones para domeñar la bronca embestida y así imponerse.

Con base en su apasionada entrega y de tragarle las muchas miradas y probaturas del toro, extrajo meritorios muletazos, en los que sobresalieron los trazados por el lado derecho, por donde el toro tuvo algo más de movilidad, aunque sin humillar. Mató de gran estocada a la primera y el presidente inexplicablemente le negó la oreja. Saludo desde el tercio y se negó a dar la vuelta al ruedo en signo de protesta ante la injusticia.

Con su segundo, cuarto del festejo, toro con el hierro de Ernesto Gutiérrez; Arcila redondeó una gran actuación de mucha personalidad, salpicada de detalles de gran torería y variedad durante toda la lidia.

Saludó al toro con suaves y mecidas verónicas recortadas con una preciosa media verónica de cartel, como dirían los cronistas de antaño. Después del puyazo bien ejecutado por Rafael Torres, Arcila se lució en un quite por crinolinas -creación en los años 50 del torero mexicano Eliseo Gómez El Charro-.

Quite que sorprendió por lo vistoso, el ritmo implícito y la belleza explícita en las formas y la solidez en el contenido.

Con la montera puesta, como aquellas estampas de añeja tauromaquia, inició su propuesta clavando el ayudado en el centro del ruedo, consiguiendo un prólogo poderoso, con doblones alternando de mano y rematados con un soberbio pase de pecho.

Sumó series por ambos pitones destacando unos magníficos naturales con mucha hondura. El toro de embestida repetidora y codiciosa fue muy bien toreado, para después de un certero estoconazo, recibir dos más que merecidas orejas, abriendo así la puerta grande.

Juan de Castilla lidió el segundo de Ernesto Gutiérrez, toro muy alto y fuera de tipo con el que porfió sin éxito pues el toro desde el capote mostró una clara mansedumbre dejando sin opción al joven torero de Medellín.

El segundo de su lote, quinto de la corrida, con el hierro de Juan Bernardo marcado con el número 53 y bizco del pitón derecho tuvo un inicio prometedor. Después de que Castilla dejara muy buenas series por el lado derecho bajando mucho la mano, al cambiar la mano para dar paso al toreo natural, el toro bajó la persiana parándose y defendiéndose radicalmente. Mató de estocada y necesitó del descabello para poner punto final a su actuación.

Juan Sebastián Hernández con apenas un año de alternativa, demostró que quiere ser alguien en tan difícil profesión, al jugársela con un toro por el que nadie apostaba nada por lo que mostró en el capote.

El toro  embistió con mucha violencia y agresividad adueñándose del ruedo sin someterlo con el capote. Con base en aguantar, consiguió tandas con la muleta por el lado derecho de mucho mérito. Después de buena estocada paseó la oreja merced a su esfuerzo.

Con su segundo, el que cerró el festejo, un toro muy serio herrado con el número 112 de la ganadería de Juan Bernardo Caicedo, poco pudo hacer, pues el cuatreño desde la salida enseñó genio, la casta mala, por su violencia evidente. El torero nacido en Sogamoso tuvo que abreviar después de intentarlo por los dos pitones sin éxito.

Al final, José Arcila, ha salido tras magnífica actuación en hombros, demostrando que en él habita un torero de importantes alcances.

 

En la jornada inicial del pasado domingo, divulgada a través de las redes sociales del coso de esa ciudad cafetera, el diestro Cristóbal Pardo cobró tres orejas para convertirse en el gran triunfador, dos de ellas fruto de un indulto a un ejemplar de Ernesto Gutiérrez Arango.

FICHA DEL FESTEJO

Manizales (Colombia), lunes 11 de enero de 2020. 2ª de Feria. Festejo a puerta cerrada retransmitido por redes sociales.

Dos toros de Ernesto Gutiérrez Arango (2º, sin romper: y 4º, noble y pronto), dos más de Santa Bárbara (1º, sin fondo; y 3º, de más a menos); y dos toros de Juan Bernardo Caicedo (5º, noble; y 6º, manso)

José Arcila, palmas y dos orejas.

Juan de Castilla, silencio y palmas.

Juan Sebastian Hernández, oreja y silencio.

 

Valencia Stéreo esta en todas partes